Cómo hacer jailbreak en cualquier iPad, iPhone o iPod Touch (1/4)

Escrito por: -

jailbreak

He hallado una guía bastante definitiva –aunque en esta materia nada nunca es realmente definitivo– sobre cómo hacer jailbreak en cualquier iPad, iPhone o iPod Touch, y he decidido compartirla con vosotros en cuatro posts que publicaré esta semana. Me parece un tema pertinente no sólo porque el iPad acaba de llegar a España, sino porque la semana pasada vimos la publicación de Spirit, un software que permite a los usuarios controlar mejor sus iDispositivos.

En este primer post os explico qué es el jailbreak y por qué convendría realizarlo o no. En el segundo os doy los pasos para instalar Spirit en vuestro producto Apple. En el tercero os ofrezco una lista de aplicaciones que podéis instalar una vez ejecutado el jailbreak. Y en el cuarto post os explico cómo deshacer el jailbreak –y eliminar cualquier huella de él– si no quedáis convencidos.

Comprar un iProducto implica someterse a las reglas y las limitaciones que impone Apple. Esta compañía controla qué aplicaciones podemos instalar, cómo podemos usar todos los elementos del hardware, y con qué redes nos podemos conectar. Como ya se ha dicho en más de una ocasión, es paradójico que los ordenadores Mac son diseñados para mentes creativas mientras que los dispositivos móviles que utilizan el sistema operativo iPhone son creados para consumidores pasivos. A no ser que se haga jailbreak.

Hacer jailbreak es instalar software en un dispositivo para lograr que ejecute aplicaciones o utilice su hardware de una manera distinta a como Apple ha aprobado (esto es algo completamente distinto a desbloquear un móvil para permitir que sea usado con cualquier operador telefónico). El jailbreak fue concebido por varios hackers que adquirieron el primer iPhone, y que vislumbraron el inmenso potencial que podía tener este dispositivo. En ese entonces (hablo de 2007-2008, tampoco es la prehistoria), se creó una tienda online underground llamada Install, que funcionaba como una especie de iTunes alternativo, y que ofreció aplicaciones antes que la App Store. Con sólo navegar a esa página desde el dispositivo, se ejecutaba el jailbreak.

Entonces comenzó la guerra entre Apple y los hackers. En lo que alguien hallaba una manera de hacer jailbreak, la manzanita actualizaba su software y bloqueaba esta opción. Los hackers se han hecho cada vez más expertos en descubrir nuevas maneras de hacerlo, y la última es un software denominado Spirit, que permite liberar cualquier iPad, iPhone y iPod Touch, sin importar qué versión de OS iPhone tenga instalada, y que funciona “un-tethered”, es decir, no es necesario mantener el dispositivo conectado a un ordenador constantemente. Éste es el software que veremos cómo instalar en el próximo post.

Es importante tomar en cuenta algo. Hacer jailbreak es una operación riesgosa. Se estarán modificando algunos aspectos básicos del software del dispositivo. Spirit es una herramienta bastante estable y predecible, así que la operación es menos peligrosa que hace un par de años. Pero si algo sale mal y no habéis hecho un respaldo adecuado del sistema, podéis perder toda vuestra data y entonces no podréis contar con el apoyo de Apple para resolver cualquier problema (el jailbreak anula la garantía de los iDispositivos). Además, las actualizaciones del iPhone OS detectan cuando una unidad ha sido “jailbreak-eada” y la bloquea (esto es lo que se denominada “hacer brick” o convertir el dispositivo en algo tan inservible como un ladrillo o un pisapapeles).

¿Entonces por qué correr el riesgo de hacer jailbreak? Básicamente, porque realizarlo nos permite hacer con nuestros dispositivos lo que nos venga en gana. Desde instalar aplicaciones que no pasaron el filtro de la App Store hasta, por ejemplo, utilizar un disco duro externo o hasta un mouse con nuestro iPad. Además, tengamos en mente tres cosas: antes de hacer jailbreak veremos como respaldar en iTunes todo lo que tenemos en el dispositivo; siempre podemos deshacer el jailbreak reseteando la unidad; y ya hasta existen soluciones en caso de que Apple le “haga brick”. Así que los riesgos, al menos desde mi punto de vista, hoy en día son menores que la recompensa.

Vía | www.gizmodo.com
Fotografía | www.gizmodo.com

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!