¿Por qué Apple le terminó de cerrar las puertas a Adobe?

Escrito por: -

iphone flash

Admito que el tema de la compatibilidad del iPhone con Adobe Flash –o la imposibilidad de ello– ya se torna un poco cansón. Pero no podía dejar pasar esto: parece ser la explicación definitiva, y avalada por Steve Jobs, de por qué la manzanita jamás permitirá que este lenguaje multimedia corra en sus móviles, iPods, iPads y toda suerte de iDispositivos que seguramente están por venir.

Un creador de juegos para iPhone llamado Greg Slepak le envió un email a Jobs para reclamarle porque el nuevo iPhone Developer Program License Agreement (el acuerdo entre Apple y los programadores de apps) prohíbe cualquier aplicación que no sea escrita con el lenguaje C o con JavaScript. Esto ha sido interpretado como una zancadilla a Flash, un entorno que es preferido por muchísimos desarrolladores y que hoy en día hace posible la mayor parte del contenido multimedia de Internet.

Pues Jobs –que a veces le da por contestar alguno de los cientos de mensajes de desconocidos que recibe– le recomendó a Slepak pasarse por el blog de John Gruber, un especialista en Mac. Después del salto os resumo los principales puntos que hace este bloguero en defensa de Apple. Algunos son bastante aterradores, pues reflejan cómo una compañía que diseña productos tan elegantes al mismo tiempo es capaz de pisotear a cualquiera que se atraviese en su camino.

Adobe lleva tiempo preguntando por qué si los móviles Android y Windows no tienen problemas con Flash, el iPhone sí. Se ha hablado de que el plugin de Adobe consume demasiada batería, o que no es ideal para dispositivos con pantalla táctil, o simplemente que Apple prefiere que los consumidores usen su propio entorno QuickTime. Pero por lo que vemos, el asunto es más complejo. Se trata de una estrategia para convertir al OS iPhone en el equivalente para el mercado de los móviles de lo que ha sido Windows para los ordenadores.

La App Store puede transformarse a largo plazo en una plataforma estándar de facto. Así fue como Microsoft se convirtió en Microsoft. En cierto momento, los programadores creaban apps para Windows porque tantos consumidores usaban Windows; al mismo tiempo, los consumidores elegían Windows porque tantos programadores estaban escribiendo aplicaciones para este sistema operativo. Este es el tipo de situación que se transforma en una maquinita para imprimir dinero. John Gruber, blog Daring Fireball (traducción libre).

¿Y qué tiene que ver el Flash de Adobe con esto? Que es una herramienta usada por los programadores para producir aplicaciones para Android, BlackBerry y Windows Phone. Y Apple no quiere que las 160.000 apps que tiene en su iTunes eventualmente estén disponibles para los usuarios de otros móviles. Así que la simpática manzanita ha puesto a los creadores a elegir entre programar para el iPhone o dedicarse a otras plataformas que, al menos por ahora, no están produciendo tantas ganancias. Según algunos comentaristas, esto es nada menos que un chantaje.

No estoy diciendo que esto os tenga que gustar. No estoy diciendo que esto sea algo más que despiadada competitividad. No estoy diciendo que (hasta cierto punto) esto no beneficie a nadie más que a Apple. Simplemente lo que quiero decir es que esto es algo que tiene sentido desde el punto de vista de Apple… y, en todo caso, ésta era una decisión que sólo a Apple le correspondía tomar. John Gruber (traducción libre).

Este tipo de actitudes arrogantes por parte de Apple ya las hemos visto. En los años ochenta, cuando los consumidores se enamoraron de sus ordenadores, poco a poco fueron descubriendo que formaban parte de un sistema cerrado, que era compatible sólo con ciertos tipos de software y que controlaba con puño de hierro lo que los usuarios podían hacer. En cambio Microsoft impulsó un DOS y un Windows bastante más abiertos. Ya sabemos a cuál de las dos compañías le fue mejor.

Vía | www.taoeffect.com
Vía | daringfireball.net
Fotografía | www.flickr.com

Vota este artículo:
Ningún voto ¡Sé el primero!  
 
 

© 2004-2014 Blogo.it, algunos contenidos registrados bajo licencia Creative Commons.
Para más información sobre oportunidades publicitarias y proyectos especiales en Blogo por favor, contacte con el equipo comerical de Populis International Ltd.

Blogo es una marca afiliada a Blogo.it. Oficina registrada Tribunale di Milano n. 487/06, P. IVA 04699900967.